Categories Industria

Clasificación entre los diferentes tipos de Geosintéticos

Clasificación entre los diferentes tipos de Geosintéticos

Desde su invención, los geosintéticos han representado para las empresas una alternativa confiable, innovadora y amigable con el medio ambiente. Su uso permite el desarrollo de proyectos de ingeniería civil y geotécnica incluso en condiciones adversas donde los materiales tradicionales están limitados, que sin los geosintéticos serían imposibles de resolver.
Los geosintéticos son productos fabricados a partir de varios tipos de polímeros obtenidos del petróleo.

Existen diferentes tipos de geosintéticos que, por sus propiedades mecánicas e hidráulicas, realizan funciones específicas según sean los requerimientos del proyecto. Esta clasificación de los geosintéticos por sus cualidades y capacidades nos permite tener un marco de referencia a la hora de elegir cual es la opción mas óptima para nuestra obra. Además, es importante hacer un estudio y análisis de la zona previo a la construcción, también conocido como reconocimiento de campo, para determinar las limitaciones de la obra y como ayudaría el uso del geosintético seleccionado.

Los principales Geosintéticos se clasifican en los siguientes tipos:

Geotextiles: Son mantas de fibras o hilos tejidos (también pueden ser no tejidos) que son de material textil sintético formado por polímeros (polipropileno, poliéster o poliamidas). Todos los geosintéticos están en contacto con la tierra y rocas, por eso su prefijo “geo” antes del nombre del producto.
Su principal función es separación, filtración, drenaje, refuerzo, impermeabilización y control de erosión.

Geomallas: Como su nombre lo dice son mallas formadas por elementos que se unen mediante costillas para formar aperturas. Son elaboradas principalmente por poliéster, polipropileno y/o polietileno de alta intensidad; estos resistentes polímeros le permiten interactuar con el suelo además de complementar su resistencia a la tensión.
Su principal objetivo es cumplir la función de refuerzo y estabilización, además su aplicación le permite al terreno recibir cargas mayores  y distribuirla de forma uniforme, logrando minimizar riesgos.
Existen tres tipos de Geomallas: Geomalla Uniaxial, Geomalla Biaxial y Geomalla Triaxial.

Geomembranas: Son láminas continuas y flexibles fabricadas de polietileno de alta densidad (HDPE) o policloruro de vinilo (PVC), su principal función es una barrera impermeable, ya que está diseñada para impedir el paso de sustancias y materiales, en especial líquidos y vapores.

Geocompuesto: Es la combinación de dos geosinteticos, un núcleo de malla y dos capas de geotextil, se utiliza para filtrar y encauzar el agua y liberar presiones hidrostáticas en taludes y muros mecánicamente estabilizados. Sus principales funciones son: captación, contención, drenaje, filtración, protección, refuerzo y estabilización.

Geomantos: Son sistemas de revestimiento, tejidos de forma tridimensional cuya matriz está fabricada con fibras naturales y/o sintéticas de  polipropileno y reforzada contra rayos UV. La principal función de este manto es brindar protección contra la erosión en taludes y canales, ayudan con el establecimiento y el refuerzo de la vegetación, además de ser una alternativa amigable con el medio ambiente.
Su diseño y estilo de aplicación dependen del tipo, tamaño, pendiente y humedad que se encuentran en la tierra.

Geoceldas: También conocidas como Sistemas de Confinamiento Celular (CCS), son elaboradas de polietileno de alta densidad (HDPE) en forma romboidal, completamente térmicas y no degradables.
Poseen una estructura en forma panal geocelular tridimensional lo que les permite estabilizar suelos sin cohesión, aportando resistencia y un mayor rendimiento, también los confina previniendo el movimiento lateral y erosión de sus partículas.

Geocolchones: Son sistemas de protección, tridimensionales y confinantes para aplicaciones que están en contacto con agua. Los geocolchones están conformados por Geomallas biaxiales de polipropileno de alta densidad, que brindan resistencia mecánica, química, biológica y contra rayos UV.
Además, sirve como revestimiento de canales, lagos, ríos y protección costera. Son una alternativa inteligente para la ingeniería civil e hidráulica ofreciendo una solución rápida y eficiente.

Hidrosiembra: Es una herramienta eficaz y ampliamente utilizada para el control, preservación y estabilización de suelos, también puede ser aplicada con fines de restauración ambiental (biorremediación) en suelos perturbados.
El proceso consiste en para revegetar áreas de manera uniforme y rápida, rociando una mezcla de Agua, Semilla, Mulch, Fertilizante, Hormonas, Adherente y polímeros.

Concreto Articulado: También conocido como tapetes de concreto flexible, está constituido por bloques de concreto, de tamaño, forma y pesos uniformes que están interconectados mediante cables, formando un sistema de revestimiento. Se usa para control de erosión, protección de bordos y canales contra fuerzas hidráulicas.

Le invitamos a visitar el apartado Contacto para brindarle más información personalizada sobre cómo puede hacer uso de los geosintéticos en el desarrollo de su proyecto.

Categories Industria

¿Cuándo realizar Hidrosiembra?

¿Cuándo realizar Hidrosiembra?

La hidrosiembra es una práctica de bioingeniería aplicable en la restauración ambiental presentes en las matrices edáficas y cobertura vegetal, que están siendo impactadas por diferentes infraestructuras o actividades industriales: taludes de minas, carreteras, vías férreas, escombreras, rellenos sanitarios, entre otros. Dicha técnica consiste principalmente en la aplicación de una mezcla homogénea semi viscosa conformada por agua, semillas, mulch, fertilizantes orgánicos, hormonas, enraizantes, complejos microbiológicos (bacterias, hongo) y adherentes.

Esta mezcla se proyecta por vía hídrica mediante un equipo de bombeo conocido como “hidrosembradora”, cuya función es el lanzado de esta mezcla a través de un rocío a presión que permite abarcar grandes áreas a una gran velocidad.

¿Cuándo es recomendable el uso de Hidrosiembra?

IMG 20160811 WA0007

Es importante considerar la Hidrosiembra como una viable opción para superficies (naturales o artificiales):

 1) Topografía accidentada o irregular, como lo son los taludes de alta pendientes o las zonas de difícil acceso (vehicular); las cuales tienen un alto potencial de degradación. Para dichas condicionantes de inaccesibilidad a las zonas la hidrosiembra tiene la ventaja que su aplicación es a distancia (mangueras) y proyectada (cañones de agua).

2) Suelos que presenten texturas arcillosas, rocosa, arenosa, limosos y sedimentos finos; estas características edáficas detonarán procesos de degradación física (hídrica o eólica) los cuales generarán impactos directamente en la cobertura vegetal o al desarrollo de esta.

3) Suelos orgánicos, los cuales a pesar de poseer abundancia de materia orgánica, pueden tener poca permeabilidad y esponjosidad, ambas características provocarán procesos erosivos hídricos e infertilidad. En estas condicionantes durante la aplicación de hidrosiembra los complejos microbianos que son usados ayudarán a la corrección de dichas dificultades edáficas e impulsar al desarrollo vegetativo.

A continuación, te compartiremos otros escenarios naturales, artificiales o perturbados donde la aplicación de Hidrosiembra es recomendable:

  • Restauración de taludes, riberas, carreteras y vías férreas.
    Ya sea que se encuentran desgastados por acción del ser humano o por los cambios naturales, mediante esta solución pueden ayudar a la revegetación e impulsando a la presente, disminuyendo paulatinamente los efectos erosivos.
  • Restauración y reforestación.
    Suelos que presentan una alta degradación por causa de siniestros o eventos erosivos donde la estructura del suelo está ampliamente comprometida por la alteración. Ante dichas condiciones edáficas la aplicación de hidrosiembra trae consigo múltiples aportaciones al suelo desde una bioestimulación, bioaumentación microbiológica y revegetación con pastos que posteriormente darán transición a un macizo vegetal más amplio.
  • Proyectos Urbanos Paisajísticos.
    En zonas donde los suelos no tienen las mejores condiciones y se requiere mejorar el entorno para el desarrollo inmobiliario, público o industrial. El uso de hidrosiembra mejora radicalmente la zona mediante el desarrollo de una cobertura vegetativa.
  • Control de Erosión.
    La hidrosiembra suele ser una herramienta muy útil en procesos erosivos leves, y como complemento junto con otras medias anti-erosión, puesto que la cubierta vegetal, el crecimiento de árboles y plantas ayudan a minimizar la erosión. También suele ser útil en casos post-incendios, ya que su aplicación será con él propósito de activación e incentivo de la biomasa edáfica que impulsará la recuperación del suelo y a la par el desarrollo de vegetación sobre este.

Para más información y asesoría sobre la instalación de Hidrosiembra para su proyecto, por favor visite Contacto.

Categories Industria

Hidrosiembra: una herramienta funcional para la Restauración Ambiental y la Recuperación de suelos impactados por la minería.

blog1

La minería es una de las actividades más antiguas y rentables en México a lo largo de la historia, es fundamental para el crecimiento económico y el desarrollo de forma directa e indirecta del país. Durante el 2019 contribuyó con el 2.3 % del Producto Interno Bruto Nacional.

A diferencia de otras industrias, la minería no puede escoger libremente donde ejecutar sus operaciones, esto puede significar operar en entornos sensibles o difíciles donde el mineral se encuentre concentrado en la superficie o debajo de ella.

Durante todo el ciclo de vida de un complejo minero (desde exploración a fase de cierre de mina), la extracción de minerales implica una compleja y continua movilización de cobertura vegetativa y suelo en la superficie o combinaciones de suelo-roca provenientes del interior de mina. Esta incesante y prolongada movilización de materiales conlleva una fuerte degradación ecológica y de impacto ambiental a corto, mediano y largo plazo, en mayor y/o menor proporción en diversas áreas dentro o de la periferia de un complejo.

Entre las principales afectaciones causadas por el movimiento del suelo tenemos:

  • Perdida de fertilidad del suelo (deforestación, pérdida de suelo, biomasa edáfica y de cobertura vegetativa).
  • Perdida de propiedades físicas (textura, estructura edáfica, régimen hídrico, alteración y mezcla de horizontes, procesos erosivos, etc.) y propiedades químicas (ruptura de ciclos biogeoquímicos, presencia de contaminantes orgánicos e inorgánicos, drenaje ácido, acidificación, salinidad).
  •  Modificación del relieve (taludes, escombreras, formación de escorrentías, proceso de ladera).
  • Alteraciones morfológicas.
  • Fragmentación visual del paisaje y baja calidad paisajística.

Todas estas afectaciones son generadas durante la operación de un complejo y es prácticamente inevitable que no ocurran; por ello es primordial su atención e ir reduciendo sus efectos antes de impactar otros escenarios Ambientales (agua, atmosfera, fauna, flora) y Sociales (comunidades aledañas).
Ante este panorama la minería en México ha buscado desde años la reducción y mitigación de dichas afectaciones, mediante:

  1. Aplicación de Legislación Ambiental (LGEEPA, LGPGIR, Ley de Responsabilidad Ambiental, Ley de Cambio Climático, etc.) y Normatividad Ambiental Mexicana (NOM-138-SEMARNAT/SSA1-2012, NOM-147-SEMARNAT/SSA1-2004, NOM-120-SEMARNAT-2020, entre otras).
  2. Aplicación de tecnologías o metodologías que buscan la mitigación y posterior rehabilitación del impacto generado en el suelo y vegetación, así mismo para el resto de los factores ambientales.

En la actualidad existen diferentes tecnologías enfocadas a la recuperación de los suelos, debido a los impactos generado por la actividad minera, ejemplo de ello es la Hidrosiembra.

La Hidrosiembra hoy en día se ha convertido en una herramienta de bioingeniería eficaz y ampliamente utilizada para el control, preservación y estabilización del suelo en laderas de fuerte pendiente; pero también puede ser aplicada con fines de restauración ambiental (biorremediación) en suelos perturbados.

La Hidrosiembra se proyecta de forma homogénea sobre el terreno a tratar, una suspensión semi-viscosa biodegradable conformada por: agua, semillas, abonos orgánicos, agentes estabilizadores, enraizadores, complejos biológicos, adhesivos y mantillos. Esta proyección genera un sustrato para la germinación y posterior crecimiento de plántulas colonizadoras; como resultado del crecimiento radicular de las plantas se creará un complejo “sistema de anclaje” del suelo.

IMG 4506 1

El sistema de anclaje del suelo generado por la hidrosiembra representa una opción viable para ser replicado en las actividades de minería donde se involucre movimiento del suelo y su posterior acopio en montículos, áreas de patios, jales, escombreras; ya que facilitará la retención de sedimentos y suelos, resistencia a la ruptura del suelo (refuerzo mecánico), reducción y mitigación de proceso erosivos, retención e infiltración de agua y recuperación de cobertura vegetativa.

La Hidrosiembra también puede ser usada con fines de Restauración Ambiental, debido a los complejos biológicos (bacterias y hongos) que son usados durante el suministro de esta, que podrán generar reducción paulatina de agentes contaminantes (orgánicos e inorgánicos) presentes en suelos a lo que se conoce como estrategias de biorremediación (bioestimulación o biodegradación asistida, bioaumentación, fitorremediación o biotransformación de metales).

Aunado a los procesos de biorremediación en la recuperación de suelos, también ofrece la capacidad de enriquecer la diversidad florística nativa a través de bancos de germoplasma (semillas) dando así cumplimiento a Normativas Ambientales Mexicanas aplicables a la actividad minera como los son NOM-059-SEMARNAT-2010, NOM-120-SEMARNAT-2020, entre otras relacionadas con la remediación de suelos mineros como lo es NOM-138-SEMARNAT/SSA1-2012, NOM-147-SEMARNAT/SSA1-2004.

blog2

En ECOMEX nuestra prioridad es utilizar insumos certificados nacional e internacionalmente con la finalidad de obtener los mejores resultados para la hidrosiembra, siempre teniendo en cuenta el cumplimiento de la Legislación Ambiental y Normatividad Ambiental Mexicana aplicables para la actividad minera en México.

Para más información sobre nuestros sistemas de Hidrosiembra, por favor visite contacto.

  • CAMIMEX (2020). Informe de Sustentabilidad 2020: Comprometidos con el desarrollo sustentable de Mexico. Cámara Minera de México.
  • Ziemer, R.R. (1981). The role of vegetation in the stability of rooted slopes. In: Proceedings of the International Union of Forestry Research, XVII World Congress, 6 – 17 September 1981, Kyoto, Japan. Vol. 3: p. 297 – 308 .
  • Flores R., R. Novara, M. Fernández (2012). La hidrosiembra: alternativa para recuperar zonas degradadas ambientalmente. 
  • Belandria N. (2013). Geotecnia, Geotextiles, Subdrenaje y Bioingeniería.