Es una técnica de distribución de semillas para propiciar el crecimiento de vegetación en taludes y áreas difíciles, con el objetivo de controlar la erosión.
Es un material con capacidad drenante compuesto de una red entre dos capas de geotextil no tejido.
Es un sistema flexible para usarse en aplicaciones de control de erosión, revestimiento de canales y protección contra la socavación.
Es un producto de Polietileno de alta densidad y derivados, ampliamente utilizada en proyectos ambientales e industriales.