20191217 140813 scaled
66 / 100 Puntuación SEO

A la hora de construir carreteras, caminos de acceso o estacionamientos sobre suelos de baja capacidad portante, existen situaciones en las que pueden aparecer principalmente dos tipos de problemas que afectan la estructura. La primera de ellas se refiere al peso del tráfico que deben soportar estas superficies por la transmisión de una fuerza o presión de contacto y la segunda, la aparición de asentamientos que pudieran ser provocados por la presencia de agua debido a un drenaje deficiente. Este exceso de agua produce cambios en el volumen de los materiales, el aumento de la presión de los poros o la pérdida de resistencia.


Existen diferentes tipos de suelo en función de sus propiedades mecánicas, físicas e incluso de su conformación. Los suelos blandos, pantanosos o con baja capacidad de carga que son sometidos a esfuerzos generados por alguna carga estática o dinámica, representan un riesgo para las estructuras por su tendencia a deformarse.


Muchas veces es necesaria la construcción de un terraplén sobre estos terrenos. Este tipo de estructuras generalmente se rellenan con material de banco para elevar el nivel del suelo y preparar una plataforma de trabajo que favorezca a la construcción. A su vez, las geomallas permiten trabajar directamente sobre suelos blandos sin necesidad de abrir caja, excavar o llenar con material de banco; simplemente se colocan al nivel natural del terreno y son sujetas a un espesor de material granular acorde al diseño o proyecto, aumentando así su capacidad portante y generando una capa mecánicamente estabilizada.


Las geomallas son estructuras en forma de red, recubiertas con productos que les confieren protección para su uso en construcciones y cuyas funciones principales consisten en reforzar y estabilizar los suelos. Además, dichos materiales son capaces de distribuir a un área mayor las cargas producidas por los diferentes escenarios a los que se encuentran expuestos.

IMG 0230 1


Entre sus principales aplicaciones se encuentran en el uso en obras tales como:

  • Caminos pavimentados o en terracerías
  • Vías férreas o pistas en aeropuertos
  • Cimentaciones superficiales para estructuras
  • Plataformas de usos múltiples (vivienda, naves industriales, estacionamiento, tiendas departamentales, almacenes, etc.)

Ventajas de la utilización de geomallas:

  • Mejora de la capacidad de carga del terreno.
  • La acción de la geomalla retarda el desarrollo de la deformación por tensión de materiales adyacentes. Una menor deformación lateral se traduce en una menor deformación vertical de la superficie.
  • Aminora la deformación por corte
  • Estabiliza el terreno, ya sea en superficies de terracería o asfaltadas, incrementa su resistencia y disminuye los asentamientos diferenciales.
  • Se trata de una solución económica, la instalación de la geomalla tanto en el momento de la construcción de carreteras como durante su mantenimiento, suponen un ahorro significativo ya que el costo de adquisición no es elevado.
  • La instalación de la geomalla dota de rigidez y drenaje adecuado en la base del terraplén para estabilizar sobre suelos blandos o saturados.
  • Es más amigable para el medio ambiente, la instalación de la geomalla reduce el número de excavaciones. Esto se traduce en menos emisiones contaminantes.

Para más información sobre el uso y precios de geomallas ECOMEX para el refuerzo de bases y suelos, por favor visite contacto

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*